Alisa tu cabello naturalmente con estos tratamientos caseros

Muchas mujeres sueñan con tener un cabello perfectamente lacio y sin frizz, pensando que tienen que recurrir a métodos dañinos como los tratamientos químicos o las planchas para el pelo. Lo cierto es que es posible obtener un alisado perfecto sin necesidad de tomar medidas tan extremas, y recurriendo tan solo a recetas naturales que tienen un efecto increíble en la melena.

Alisa tu cabello naturalmente con estos tratamientos caseros

Estas que te mencionamos a continuación, son los más eficaces y le devolverán a tu cabello la hidratación y belleza que necesita.

Mascarilla de huevos y aceite de oliva

Además de proveerte con un pelo más liso y brillante, previene su caída y fortalece el cuero cabelludo para estimular el crecimiento.

Para prepararla solo necesitas dos huevos y un cuarto de taza de aceite de oliva extra virgen. Primero tienes que batir las yemas de huevo perfectamente, para luego agregar el aceite de oliva y mezclarlo todo. Se aplica en el cabello recién lavado y acondicionado y se deja actuar por 30 minutos, antes de enjuagar con agua templada.

Puedes usarla hasta tres veces por semana.

Mascarilla de aceite de oliva y aceite de jazmín

Otra forma de aprovechar las propiedades del aceite de oliva es por medio de este tratamiento, que nutre las raíces a profundidad y funciona como un estupendo alisador.

Se prepara con tres cucharadas de aceite de oliva, dos de acondicionador (sin amoníaco) y tres cápsulas de aceite de jazmín. Mézclalo todo hasta obtener una crema homogénea y aplícatela después del champú por veinte minutos. Enjuágate y péinate al instante.

Se recomienda usar este alisador solo dos veces a la semana.

Mascarilla de jugo de limón y leche de coco

Esta es una de las recetas más eficaces puesto que actúa como un acondicionador natural, que alisa el cabello naturalmente y le devuelve fuerza, volumen y brillo.

Debes prepararlo con tan solo ½ taza de leche de coco orgánica y el juego de un limón entero. Exprime el juego del cítrico en la leche y mézclalo todo. A continuación, humedece tu cabello y esparce el líquido desde la raíz, efectuando un suave masaje con las yemas de los dedos. Deja que haga efecto durante 20 minutos y enjuágate como de costumbre.

Este tratamiento se puede usar de dos a tres veces por semana.

Con estas recetas económicas y caseras, no necesitas recurrir a productos que dañan tu cabello. Recuerda ser constante con ellas para obtener resultados.

Añadir comentario