Antigua cura tibetana con ajo ¡Es tan poderosa que sólo hay que tomarla cada 5 años!

No es ningún secreto que el ajo tiene múltiples propiedades que resultan muy buenas para nuestra salud, por lo que esta antigua cura tibetana con ajo que era usada por los monjes budistas para aprovechar las propiedades del ajo te ayudará a mejorar tu salud y a tratar varias enfermedades de una forma que no creías posible.

antigua cura tibetana con ajo

Esta cura es depurativa y es de gran ayuda para tratar distintas enfermedades, además de que también es de gran ayuda para bajar de peso de forma saludable. Otro detalle que seguramente te interés saber es que es muy fácil de preparar y es muy económica, así que podrás gozar de todos sus beneficios sin gastar mucho dinero.

Beneficios de la cura con ajo

  • Ayuda a prevenir la formación de trombos.
  • Ayuda a eliminar los depósitos de grasa acumulados en el cuerpo.
  • Disminuye el nivel de triglicéridos en la sangre.
  • Disminuye la tensión arterial.
  • Ayuda a disminuir los niveles de colesterol malo en la sangre y mejora los niveles de colesterol bueno.
  • Mejora el sistema inmunológico y las defensas
  • Mejora el funcionamiento del hígado
  • Mejora la circulación
  • Mejora el funcionamiento de los riñones
  • Ayuda en problemas de retención de líquidos

Preparar la cura con ajo

Ingredientes

  • ¼ de litro de alcohol de 70° para uso interno
  • 350gr de ajo ecológicos

Instrucciones

  1. Tienes que pelar los ajos crudos y machacarlos o triturarlos junto con el alcohol en una botella de cristal.
  2. Cierras herméticamente la botella y la metes en la nevera durante 10 días.
  3. Cuando haya pasado el tiempo debes de filtrar el líquido (puede tener un color verdoso) con una tela o una malla.
  4. Después lo debes de meter otra vez en la nevera y dejarlo reposar 3 días.
  5. Ahora puedes comenzar con la cura.
  6. En el primer día debes de tomar 1 gota antes del desayuno, 2 antes de la comida y 3 antes de la cena. En el segundo día debes de agregar 3 gotas en cada ocasión, es decir, 4 gotas antes de desayunar, 5 gotas antes de comer y 6 gotas antes de cenar. Al llegar al octavo día debes de comenzar a disminuir en 3 la cantidad de gotas.

Añadir comentario