Cómo deshacerte del exceso de cera en los oídos de manera natural

La cera en los oídos, al contrario de lo que muchos piensan y de otras secreciones corporales, no es un deshecho del organismo, sino una defensa que mantiene los conductos auriculares a salvo de hongos, bacterias, virus y otros agentes peligrosos. No obstante la misma se puede convertir en un problema cuando es producida en exceso, ya que provoca zumbidos molestos y además, es muy desagradable a la vista.

Cómo deshacerte del exceso de cera en los oídos de manera natural

Para removerla de manera segura, existen varios métodos naturales que siempre serán más recomendables que los famosos bastoncitos de algodón, pues cuando no se introducen con cuidado, incrementan el riesgo de ocasionar infecciones.

Aceite de oliva

Este aceite es muy gentil con la parte interna de los oídos, pues destapa los canales obstruidos por cerumen y desinflama la piel. Para usarlo, no hacen falta más que 3 gotas de aceite y un gotero para controlar la cantidad.

Antes de usarlo, caliéntalo un poquito en el microondas para que esté tibio. Luego ladea ligeramente la cabeza e introduce las gotas en cada oreja. Deja que hagan efecto no más de diez minutos y después, puedes retirarlo junto con la cera con un pequeño paño.

Aceite de bebé

Otro ingrediente muy suave y eficaz para tratar la cera de los oídos, es el aceite de bebé, del cual bastan solamente de dos a cinco gotas en cada uno para que queden limpios.

Verte esta cantidad en ambas orejas y a continuación, coloca un pequeño trozo de algodón para evitar que el líquido se escurra. Déjalo actuar por cinco minutos y después, remuévelo con un paño ligeramente húmedo.

Solución salina

Usar agua salada contra el cerumen es otro de los remedios más eficaces y económicos de los que te puedes aprovechar. Empapa un algodón en agua tibia con sal y aplícalo en cada oído por alrededor de tres minutos.

Añadir comentario