Esto pasa cuando cruzas tus brazos y tiras de tus orejas ¡Es estupendo!

El cerebro es un órgano que a pesar de su habilidad, de vez en cuando necesita un empujón para reactivarse y funcionar al 100%. Y es que cosas como la rutina, el estrés y la sobrecarga de trabajo, pueden dejarlo demasiado agotado como para efectuar sus funciones de manera satisfactoria. Hoy te mostramos un pequeño truco que te dará grandes resultados cuando necesites un poco de estímulo intelectual.

Se conoce como “yoga cerebral” y según quienes lo han puesto a prueba, tiene consecuencias muy benéficas en el desarrollo cognitivo, además de ayudar a la relajación y la concentración.

El mismo consiste en lo siguiente: vas a ubicarte mirando hacia el este. Si eres una persona de la tercera edad, entonces tendrás que observar hacia el norte. Ahora es preciso que te desprendas de cualquier joya que estés utilizando y que pegues la lengua al paladar. Vas a mantenerla así durante toda esta práctica.

Cruza tu brazo izquierdo por encima del pecho y agarra el lóbulo de tu oreja derecha entre el pulgar y el índice, de modo que el primero quede hacia adelante. Repite la misma acción con el brazo opuesto.

Ahora te vas a agachar y a respirar bien profundo por la nariz, al tiempo que vuelves a tu postura inicial. Repite estos dos últimos pasos catorce veces más, siempre con la lengua tocando el cielo de tu boca y los lóbulos de los oídos entre tus dedos. La razón de esto, es hacer presión sobre puntos importantes del cuerpo, a fin de disminuir los niveles de ansiedad e incrementar la actividad neuronal.

Otro gran beneficio de este ejercicio, es que los jóvenes pueden controlar mejor su apetito; sobretodo si son de los que acostumbran comer cuando están nerviosos, tensos o por presentar un examen.

¿Te animas a intentarlo?

Añadir comentario