Gracias a una fotografía notaron que su bebé estaba enfermo

Todo padre desea que su hijo siempre este saludable, especialmente cuando sigue siendo un bebé. Pero lo cierto es que hay varias enfermedades que pueden atacar a los bebés durante su primer año, y aunque algunas son más comunes de lo que nos gustaría, hay otras enfermedades de poca incidencia que pueden atacar a nuestro bebé.

síndrome de Moebius y síndrome de Aase

Una enfermedad se considera rara cuando solo infecta a 5 personas por cada 1000 habitantes. Así, la angustia que viven los padres de los bebés que padecen una enfermedad rara es muy grande, ya que en realidad no hay muchos tratamientos o investigaciones al respecto.

Una de estas enfermedades es  el síndrome de Moebius, en la que dos nervios craneales no se desarrollan completamente. Nervios que son responsables del movimiento lateral de los ojos, del parpadeo y de las expresiones faciales, por lo que se ocasiona una parálisis en el rostro. Esto ocasiona babeo y problemas para poder hablar. Después aparecen problemas dentales que le impiden al niño tener una buena higiene bucal y que su boca permanezca entreabierta.

También está el síndrome de Aase, que es hereditario y se caracteriza por una anemia que es causada por una alteración en la médula ósea y se asocia a malformaciones esqueléticas y articulares.

Tina Treadwell es una madre muy orgullosa de su hijo y de su belleza, por lo que constantemente manda fotos a agencias de niños modelos. En un día normal y cualquiera le enseñó a su hermana una de las fotos que envió a una agencia, en donde la hermana observó que el pequeño tiene los ojos diferentes.

Este problema de los ojos alarmó a Tina, por lo que llevó a su hijo a un oftalmólogo, quien confirmó que Taylor tiene retinoblastoma, lo que quiere decir que tiene un tumor canceroso que se está desarrollando en su retina, que fue desarrollado por una mutación de la proteína Rb. Este tumor se presenta en el 3% de los niños.

El retinoblastoma se extiende hasta el cerebro y la médula ósea. Pero por suerte la quimioterapia tuvo efecto y el cáncer se mantiene bajo control. Aunque lamentablemente Taylor quedará ciego del ojo derecho. Pero su madre está feliz de que gracias a una foto su hijo haya sido tratado a tiempo para que pueda vivir.

Añadir comentario