Los plátanos en el desayuno no son tan sanos como creías

Si hay un momento común en el día para ingerir frutas, ese es sin lugar a dudas por la mañana. Uno de los frutos preferidos para consumir en el desayuno, es el plátano, debido a su abundancia de nutrientes y su delicioso sabor.

Los plátanos en el desayuno no son tan sanos como creías

No obstante esto, recientes estudios han determinado que ingerirlos por sí solos durante la primera comida del día no es una elección tan saludable como crees.

Así lo determinó el Dr. Daryl Gioffre, experto nutricionista que explicó que lo que sucede cada vez que comemos bananas.

Este alimento es conocido por ser una fuente de potasio y fibra, pero también por tener un alto contenido de azúcar y cierto nivel de acidez, que al hacer efecto en el organismo, provoca un inmenso nivel de energía que al ocurrir con demasiada rapidez, de hecho provoca que sientas hambre antes de tiempo.

Esto puede terminar saboteando tu dieta y haciéndote comer de más antes del almuerzo. Por no mencionar que esta energía también se desvanece demasiado deprisa.

No obstante esta no es razón para que te apresures a dejar esta fruta fuera de tus planes alimenticios. La mejor manera de aprovechar sus beneficios sin sentir hambre o fatiga, es combinarlos con otro ingrediente que pueda neutralizar su efecto ácido, tal como el yogur natural o las hojuelas de avena.

Estas opciones son excelentes por satisfacer el hambre y ser también de lo más nutritivas. La avena por ejemplo, es conocida por ser un carbohidrato complejo, que se digiera de manera más lenta por el organismo y hace que la energía se aproveche mejor a largo plazo. Es por eso que desayunar un plato de este cereal con leche y plátanos se ha convertido en una de las alternativas más populares y recomendadas para empezar el día con el pie derecho.

Añadir comentario