¡No tires las semillas de la sandía! Puedes hacer esto con ellas…

No hay nada como disfrutar de un rico trozo de sandía, sobretodo en verano, cuando el calor es tan sofocante que se antoja comer algo fresco y ligero. Sin embargo, a pesar de que su pulpa es jugosa y muy sabrosa, las semillas son un gran inconveniente para la mayoría de las personas. Esta fruta está llena de ellas y lo que usualmente hacemos, es tirarlas sin más.

beneficios propiedades semillas sandia

Sin embargo, si tú eres de las personas que hacen esto estás cometiendo un gran error, puesto que lo mejor de las sandías se encuentra precisamente en la semilla. Esta está repleta de vitaminas A, B y C, y valiosos minerales como el hierro y el magnesio, que son indispensables para fortalecer el corazón y el cerebro, así como para mejorar la circulación de la sangre pues cuentan con citrulina; una sustancia que despeja los vasos sanguíneos en el cuerpo y facilita la irrigación sanguínea.

Ya ves que deshacerte de las semillas de esta fruta es más inconveniente de lo que te imaginabas.

Las puedes aprovechar de dos formas:

  • Haciendo un té de semillas de sandía. Simplemente disuelve cuatro cucharadas de semillas en un par de litros de agua y deja que hierva 15 minutos. Cuando se enfríe, podrás tomarla como infusión y te darás cuenta de que es deliciosa.
  • Preparando un batido. Coloca un puño de semillas en una bandeja y mételas a hornear, hasta que se sequen y tengan un aroma ligero. A continuación muélelas para que queden lo más finas posibles y mézclalas con leche tibia, formando una bebida de consistencia espesa.

Esta última preparación es muy nutritiva y recomendable para quienes tienen una digestión complicada, o problemas en los riñones. La puedes aderezar con complementos como extracto de vainilla o coco, si te gusta improvisar con tus smoothies.

Añadir comentario