Prepara un arroz perfecto y bajo en grasas con estos tips

No hay nada como disfrutar de una rica comida con un arroz esponjoso y recién hechecito, ¿verdad? Sin embargo, esta guarnición que nunca puede faltar al lado de sabrosos platillos, sigue siendo una verdadera pesadilla para quienes apenas están aprendiendo a cocinar e incluso para unos cuantos experimentados. Por no mencionar el miedo que la gente le ha agarrado al ser un carbohidrato.

Prepara un arroz perfecto y bajo en grasas con estos tips

¿Quieres que te revelemos la manera de hacer que el arroz te salga perfecto y además, que no te engorde demasiado? Estos son los consejos que debes tomar en cuenta para lograrlo.

  • Hazlo hervido o al vapor. Cocer el arroz con demasiado aceite o freírlo definitivamente aumenta mucho las calorías que contiene. Por eso es mejor que lo hiervas o lo hagas en una vaporera, para que quede suave y ligero.
  • Opta por aceites vegetales. Si vas a seguir el método tradicional de cocinar arroz, los aceites vegetales, como el de coco por ejemplo, son preferibles al aceite convencional.
  • Enfríalo inmediatamente. Un buen tip es meterlo a la nevera por un rato apenas se acabe de hacer, pues el cambio de temperatura altera la composición del almidón y por lo tanto, lo hace más fácil de digerir.
  • Cuidado con la olla que usas. Si la tapa es de mala calidad o tiene aberturas que no has notado, puede provocar que se escape demasiada agua durante la evaporación, alterando la cocción.
  • Busca una tapa hermética para tu olla. Basándonos en el punto anterior, lo ideal es que la olla donde cocines cuente con tapa impenetrable.
  • Olvídate de la proporción 2:1. Si todavía sigues colocando dos partes de agua por cada parte de arroz, debes saber que esto solo precipita el escape de agua evaporada. Así que de ahora en adelante, anímate a verter solo una parte de agua por cada parte de arroz.

Añadir comentario