¿Te cuesta recordar nombres? ¡Nunca más con este truco científicamente probado!

Lo más vergonzoso que te puede suceder cuando acabas de conocer a alguien, es darte cuenta de que no puedes recordar como se llama. Ya no se diga si eres un jefe que batalla para recordar como llamar a sus empleados o un profesor que se confunde con los nombres de sus alumnos. Es algo tedioso y que te puede hacer ganar muchas malas miradas por parte de los demás.

¿Te cuesta recordar nombres? ¡Nunca más con este truco científicamente probado!

Por suerte una vez más, la ciencia ha llegado para ponerse de nuestro lado y nos revela la mejor clave para evitarnos esos bochornosos momentos.

Según los científicos, lo mejor que puedes hacer cuando te quieres aprender un nombre, es repetirlo constantemente hasta que tu cerebro reafirme la información. Y debes hacerlo en voz alta.

Victor Boucher, profesor del Departamento de Lingüística y Traducción de la Universidad de Montreal, tuvo la oportunidad de demostrarlo mediante un estudio que incluyó a 44 estudiantes a los que encargó repetir un conjunto de palabras que aparecían en una pantalla. Los jóvenes utilizaron auriculares con ruido blanco para que lo único que pudieran escuchar, fuese el sonido de su propia voz.

Esta acción reportó efectos de lo más positivos en la memoria de los estudiantes, quienes recordaron con más facilidad lo que acababan de repetir. Y también hay que decir que esta es una técnica de estudio muy reconocida.

Además de la repetición en voz alta, existe otra manera de recordar el nombre de alguien con quien estés hablando: preguntarle algo acerca de sí mismo.

Si conversaron anteriormente y de pronto te expone algún gusto o característica de él o de ella, tu cerebro tiene mayor oportunidad de relacionar la información con el nombre que ya te había dado anteriormente. Y aparte de evitarte un instante vergonzoso, vas a lucir genuinamente interesado en esa persona.

Añadir comentario