Dime cómo cierras tu puño y te diré como eres

Una de las cosas que tenemos las personas es que siempre sentimos curiosidad por saber que hay más allá de nuestros gestos o características, ya sea leyéndolos las líneas de las manos y fijándonos en la forma que tienen nuestros pies. Todo esto puede revelar grandes detalles sobre nuestra personalidad, pero existe otra de la que seguramente no habías escuchado hablar antes.

Dime cómo cierras tu puño y te diré como eres

Se trata de la manera en la que cierras tu puño, algo que hacemos cotidianamente aunque sin reparar mucho en lo que significa. Esta simple acción puede decir de ti mucho más de lo que te imaginas. ¿Con cuál de las siguientes tras te identificas?

Puño cerrado con el pulgar hacia arriba.

Tienes una personalidad positiva y siempre estás dispuesto a ayudar a los demás, aunque también puedes dejarte arrastrar por la impaciencia. En el fondo esperas que todos a tu alrededor sean sinceros contigo, porque tienes miedo de que te utilicen cuando solo das lo mejor de ti.

Puño cerrado con el pulgar en horizontal.

Eres una persona con una alta autoestima y que se destaca por su gran inteligencia, además de que no temes esforzarte y tiendes a ganar amigos con facilidad. Sin embargo, no sabes lidiar muy bien con la pérdida y le tienes un enorme miedo al fracaso.

Puño cerrado con el pulgar adentro.

Te caracterizas sobretodo por tu impulsividad y emocionalidad, tu mente es muy creativa y a veces se te escapan cosas que en realidad no querías decir. Tu gran temor es que los demás vean como te derrumbas, por lo que a veces puedes sobreactuar para fingir que todo está bien.

¿Estás de acuerdo con lo que estas pautas dicen acerca de tu forma de ser? ¿O piensas que tu puño en realidad no puede decirte mucho acerca de cómo eres?

Añadir comentario