Esto le ocurre a tu cuerpo cuando te aguantas las ganas de orinar

Son varias las ocasiones en las que todos nos hemos tenido que aguantar las ganas de ir al baño, ya sea porque no queremos dejar lo que estamos haciendo, porque tenemos algo importante que ver y a veces hasta por pereza. No todos se toman esto como algo de lo que preocuparse no obstante, si te ha sucedido en más de una ocasión deberías echarle un vistazo a las consecuencias negativas que tiene.

Hablando claro, esto es lo que sucede cuando soportas la orina a menudo:

  • Riesgo de infección. Las infecciones urinarias son más frecuentes de lo que imaginas y se debe al simple hecho, de que la orina contiene bacterias. Imagínate si se retiene en el mismo lugar por demasiado tiempo.
  • Cistitis. Se le conoce así a la inflamación de las paredes de la vejiga y el síntoma más frecuente, es un dolor intenso en la pelvis, además de la dificultad para evacuar con el tiempo.
  • Cálculos renales. Otras de las consecuencias de la orina retenida es la formación e piedras en los riñones, las cuales son difíciles de eliminar cuando aumentan su tamaño. La única manera de hacerlo es con una intervención quirúrgica.
  • Hinchazón en el vientre. Cuando te acostumbras a aguantar la orina por mucho tiempo, el resto de tu organismo comienza a captar el mensaje y retiene los líquidos por más tiempo, haciendo que te sientas inflamado y pesado.
  • Devolución de la orina hasta los riñones. Cuando la vejiga no puede soportar por más tiempo, irremediablemente termina devolviendo la orina, lo cual te pone en un riesgo muy grave de infección.
  • Ensanchamiento de la vejiga. Este órgano es mucho más delicado de lo que piensas y no está hecho para soportar la orina por tiempo prolongado.

Otros síntomas adyacentes son los escalofríos, el dolor de estómago y hasta la fiebre.

One Response

  1. luis 11 meses ago

Añadir comentario